La Fundación Caja de Burgos expone los resultados de su programa de voluntariado ambiental

El Patio de la Casa del Cordón alberga, desde este viernes y hasta el próximo 16 de marzo, una exposición sobre voluntariado ambiental que recoge las distintas iniciativas para la conservación del patrimonio natural llevadas a cabo durante 2018 en las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid e impulsadas por la Fundación Caja de Burgos y la Obra Social “la Caixa” a través de su actividad conjunta.

La exposición está formada por 45 paneles explicativos de otros tantos proyectos de recuperación del medio natural que han sido apoyados a través de la quinta edición del programa de voluntariado ambiental de ambas entidades. Dichos proyectos han sido promovidos tanto por administraciones locales, mancomunidades y otras unidades administrativas de régimen local como por entidades y asociaciones sin ánimo de lucro e incluso ciudadanos a título particular.

Los proyectos incluyen actuaciones sobre bienes públicos y se centran en cinco ámbitos, como actuaciones de ecología de la reconciliación, el fomento de la realización y señalización de itinerarios ambientales con el objeto de conectar a las personas con la naturaleza, la mejora de la calidad y disponibilidad de agua a través de la recuperación y mejora ambiental de riberas, cauces, humedales, turberas, fuentes o manantiales, proyectos que ayuden a la lucha contra el cambio climático, o actuaciones y estudios científicos que analicen y contribuyan a la lucha contra especies invasoras.

Han recibido estas ayudas proyectos muy variados, como la construcción de un observatorio de buitres en Huerta de Arriba, la difusión de la problemática y el control del visón americano en el río Camesa en Palencia, y la recuperación de poblaciones de aves insectívoras mediante la colocación de cajas nido en Traspinedo, en Valladolid.

El Aula de Medio Ambiente de Fundación Caja de Burgos coordina y colabora con la organización de la acción de voluntariado y, en caso de ser necesario, apoya con voluntarios propios las actuaciones de forma coordinada con los vecinos del municipio para la mejora ambiental de la zona seleccionada. Además, ofrece asesoramiento técnico, prepara el terreno en los casos en que se requiere maquinaria y difunde convenientemente las actividades desarrolladas.

También ha proporcionado asimismo formación a todos los voluntarios en sus respectivas localidades, mediante recorridos que ayudan a reconocer la biodiversidad y los puntos de interés de sus respectivos entornos, al tiempo que brinda pautas para su conservación, seguimiento y mejora. Esta labor formativa la está realizando personal especializado en la realización de programas de Educación Ambiental para todas las edades en el entorno rural y el medio natural.

En sus seis ediciones, el programa de ayudas al voluntariado ambiental de la Fundación Caja de Burgos y la Obra Social “la Caixa” ha respaldado un total de 175 proyectos, en los que se han involucrado cerca de 5.000 voluntarios de las provincias burgalesa, palentina y vallisoletana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here