La circulación de los patinetes eléctricos en Burgos a debate

Junta Castilla y León

El atropello de una mujer de 37 años por la conductora de un patinete eléctrico este lunes en la avenida del Cid ha reabierto el debate sobre el modo en que estos vehículos circulan por la ciudad.

La impunidad con la que los patinetes eléctricos circulan por las aceras ante la mirada atónita de peatones y la pasividad de la Policía ha motivado no pocas quejas en la ciudad a lo largo de las últimas semanas, especialmente por la proliferación de estos vehículos unipersonales y la velocidad que alcanzan.

Pese a dotarse de una ordenanza de movilidad nueva y avanzar en la consecución del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), lo cierto es que el Ayuntamiento de Burgos, de nuevo, va tarde en el control y la gestión de la movilidad.

La deficiente gestión que en esta materia ha realizado el ‘popular’ Jorge Berzosa, se refuerza ahora con un problema que, de no atajarlo de raíz, tendrá graves consecuencias para el futuro de la ciudad.

El atropello de una mujer en la avenida del Cid puede ser el primero de los incidentes que se registren de un calado importante si no se actúa pronto. Lo mismo sucedió con la proliferación de bicicletas y hasta que el problema no fue incontrolable, el Consistorio no actuó y cuando lo hizo, bajo el amparo del también ‘popular’ Javier Lacalle, lo hizo de una forma tímida o con propuestas, como la de desviar a los ciclistas por el tramo del paseo del Espolón más próximo al río, que nadie entendió y que acabaron por desaparecer.

De momento, el único edil que ha comparecido para explicar hacia donde debe avanzar la capital burgalesa en este sentido ha sido el socialista Antonio Fernández Santos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here