La campaña protemplos busca fondos para restaurar el patrimonio diocesano burgalés

Algo más de 44.500 euros. Este fue el dinero recaudado el año pasado en la campaña «Protemplos» que, impulsada por la Diócesis de Burgos, ayuda a la restauración de inmuebles del patrimonio diocesano, que no pueden acogerse a otras subvenciones como el convenio de las Goteras, impulsado por la Diputación de Burgos.

Así lo ha explicado el vicario de asuntos económicos de la Diócesis, Vicente Rebollo, quién ha apuntado que con estas aportaciones voluntarias, se pudo restaurar el año pasado un total de 12 inmuebles de la provincia. Rebollo ha hecho hincapié en que algo más del 30% del presupuesto total de la Diócesis se destina a la conservación de templos e iglesias de la provincia y a sus gastos de mantenimiento.

Así Vicente Rebollo ha animado a los burgaleses a participar en esta campaña, que bajo el lema «Sosteniendo una buena causa. ¿Nos ayudas?» se celebrará este domingo 11 de agosto en todas las iglesias de la provincia. Se trata de una campaña de recaudación de fondos con la que se pretende sensibilizar a la población sobre las necesidades de mantenimiento y restauración del patrimonio diocesano burgalés.

Rebollo ha indicado que esta iniciativa es «una ampliación» del convenio de las Goteras, que por las limitaciones de su presupuesto no puede llegar a cubrir las necesidades de todos los templos burgaleses, por lo que se hace imprescindible una ayuda adicional.

De hecho, el convenio de las Goteras ha recibido este año 140 solicitudes de ayuntamientos y parroquias burgalesas, si bien sólo podrán atenderse unas 40 solicitudes. El arquitecto técnico del Arzobispado, Miguel Ángel Ortega, ha destacado que del total de solicitudes más de 60 son de urgente intervención y muchas de ellas se quedarán fuera de esta línea de ayudas de la Diputación.

Así ha insistido en la importancia de esta recolecta de fondos, que permite actuar sobre iglesias o parroquias que necesitan de una intervención urgente. En general los templos intervenidos presentan problemas de mantenimiento, y se interviene con retejados, cosidos de muros y bóvedas, arreglo de grietas y filtraciones o reparación de pavimentos.

Desde que se pusiera en marcha esta colecta, hace 13 años, se ha recaudado un total de 662.847 euros. El año pasado el total de fondos recaudados aumentó un 26,78%, hasta los 44.657 euros. El gasto en intervención de templos superó el millón de euros, gracias a estas aportaciones voluntarias, a las que se suman las aportaciones de la diócesis, de las parroquias y de la administración provincial y autonómica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here