La brecha digital y la venta online, los desafíos de los comercios del medio rural

La mejora del rendimiento empresarial de los negocios del medio rural. Este es el principal objetivo del proyecto piloto de asesoramiento empresarial «a la carta» que se ha desarrollado durante el primer semestre del año en varios municipios de la provincia de la mano de Sodebur, en colaboración con el Instituto de Estructuras Comerciales de la Federación de Comercio de Burgos.

Este proyecto, en el que han participado 12 comercios burgaleses de seis áreas de la provincia, ha prestado durante medio año servicio de asesoramiento y mejora empresarial a los comercios del medio rural participantes, a través de la identificación de nuevas oportunidades de negocio y el apoyo especializado en diferentes áreas como la imagen de marca, o el entorno digital y las redes sociales.

La representante del Instituto de Estructuras Comerciales, María José Sancho, ha destacado que el trabajo se ha realizado de manera personalizada y en el propio entorno del negocio, en cada uno de los establecimientos solicitantes, ubicados en municipios de menos de 20.000 habitantes. Así se ha trabajado en negocios de Salas de los Infantes, Melgar de Fernamental, Villasana de Mena, Castrojeriz, Briviesca, Medina de Pomar, Pradoluengo y Regumiel de la Sierra.

El objetivo era apoyar de manera «individualizada» a estas pequeñas empresas en áreas de negocio que requieren de mejoras urgentes. Así en un primer momento se establecía un diálogo de partida para conocer los puntos débiles de la empresa y las posibles soluciones, para después poner a disposición del comercio a profesionales del sector que les han facilitado apoyo in situ en determinadas áreas de mejora.

La formación más demandada por los participantes ha sido la relacionada con el entorno digital y las redes sociales, por lo que se ha impartido formación y asesoramiento en herramientas como Google My Business, Facebook, Instagram, Google Analytics o SEO, destinadas a mejorar la competitividad de los comercios. También se ha ofrecido asesoramiento en materia de escaparatismo e imagen comercial, en materia laboral, de transporte de mercancías, solicitud de subvenciones, o revisión y mejora de la ofertas de productos y servicios.

Tras evaluar el estado de estos doce comercios, se han podido constatar problemáticas vinculadas a la posición de estos negocios en el medio rural, como la brecha digital, la falta de inversión y de rentabilidad por la escasez de población, el descuido de la imagen comercial, o la venta online, que perjudica mucho a este tipo de negocios.

Por otro lado, las empresas participantes reivindican una mayor formación del personal, así como ayudas económicas para favorecer el asentamiento de industria y de nuevos comercios en los pueblos, animando e incentivando a la gente joven a que no abandone el medio rural.

Este proyecto se encuadra dentro del Plan Estratégico Burgos Rural 2015-2020. Tiene un presupuesto superior a los 10.000 euros, y vocación de continuidad, porque desde Diputación ya están estudiando la posibilidad de convocar una segunda línea de ayudas en este sentido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here