La Abadesita toma las calles del centro de Burgos

Burgos es una ciudad que atesora una larga historia de tradiciones, acontecimientos históricos y figuras reseñables que la han convertido en epicentro de muchos pasajes relevantes de la historia.

Uno de esos personajes es el que durante siglos encarnaron las abadesas del Real Monasterio de Las Huelgas. Considerada la mujer de mayor poder dentro de la Iglesia católica, la abadesa de Las Huelgas ostentó durante siglos numerosos privilegios que le fueron retirados en el siglo XIX por el Papa Pío IX.

Para recordar ese poder y quizás una de las figuras más olvidadas de nuestra historia, el Grupo de Danzas de María Ángeles Saiz ha celebrado, por segundo año consecutivo, la fiesta de La Abadesita.

Una celebración en la que una niña, coincidiendo con la festividad de Los Santos Inocentes, es ataviada como abadesa y, portada en andas por hombres, recorre las calles del centro histórico de la ciudad recordando el poder que en su día ostentó la abadesa de Huelgas.

Este año ha sido Anne Núñez, de tan solo 8 años, la encargada de encarnar a este personaje histórico.

La celebración ha estado cargada de momentos simbólicos, como los bailes a ritmo de dulzaina que otras niñas del grupo han representado a las puertas del Palacio de Capitanía General en homenaje a La Abadesita.

Pero sin duda, uno de los más emotivos ha sido el que se ha vivido en La Llana de Adentro minutos antes de que la niña iniciase su recorrido. Allí, Jesús Domingo, presdiente de la Schola Cantorum, ha repasado la historia de la abadesa de Las Huelgas, la primera mujer que lograba los mismos privilegios y poderes que los hombres de su época y de la que se llegó a decir que, si en la Iglesia católica existiese una mujer líder, esa debería ser ella.

Jesús Domingo, junto al ya fallecido compositor burgalés Alejandro Yagüe, lanzaron el guante a María Ángeles Saiz para que crease una celebración en torno a esta figura y la propia María Ángeles Saiz, quien en el pasado ha impulsado y recuperado otras tradiciones como la del Obispillo, dio forma a la idea con la primera Abadesita en 2017. Ahora, se presenta como una cita ineludible en torno a las fiestas navideñas llamada a crecer en los próximos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here