Igea veta a Lacalle y Rico para alcanzar un acuerdo con el PP

Tal y como han corroborado fuentes del partido a Canal 54, una de las cuestiones que el cabeza de lista de la formación naranja habría puesto sobre la mesa del PP es un veto a todos aquellos cargos públicos ‘populares’ que lleven ocho años y aspiren a la reelección.

Esta medida, de ratificarse, afectaría de lleno a Burgos. En primer lugar en el Ayuntamiento, donde Javier Lacalle aspira a la reelección. Sin embargo, la medida, según apuntan algunos, le beneficiaría. Lacalle no quería repetir como candidato a la Alcaldía y ya tiene asegurado su escaño en el Senado, por lo que el imperativo de Igea se vería como una salida digna de la política local del regidor.

Al que no beneficiaría sería al presidente provincial del PP y presidente de la Diputación Provincial, César Rico, quien ya ha cumplido ocho años al mando de la Institución provincial y, de alcanzarse acuerdos en ésta también con Cs, aspiraría de nuevo a revalidar su posición.

La medida propuesta por Francisco Igea afectaría, a nivel autonómico, afectaría también a otros alcaldes y consejeros del PP, especialmente a estos últimos, ya que a lo largo de las últimas legislaturas, y con alguna salvedad, han sido las mismas caras las que han rotado por las diferentes Consejerías.

Hay voces que apuntan a que las exigencias de Igea no habrían sentado nada bien a la cúpula de Ciudadanos, especialmente a su presidente Albert Rivera. Y es que la mala relación entre ambos es un secreto a voces.

Lo cierto es que la exigencia de renovación no es la única con la que trabaja la formación naranja. A nivel nacional se ha impuesto otra para no dialogar con Vox a la hora de garantizar la gobernabilidad en las instituciones. Una medida que se habría relajado en algunas comunidades autónomas para favorecer un gobierno de derechas pero que sin embargo sigue muy presente a la hora de conformar gobiernos en los ayuntamientos.

Mientras todo esto sucede a nivel autonómico, el candidato de Cs a la Alcaldía de Burgos, Vicente Marañón, sigue guardando silencio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here