Identificado por realizar una estafa mediante rituales de santería

La Policía Nacional de Burgos, ha identificado a un estafador de origen africano con domicilio en Burgos de forma eventual por realizar estafas mediante rituales de santería.

Los hechos eran denunciados en marzo de 2019, si bien desde el año 2017 se ha estado produciendo la estafa de manera continuada. En el 2017 el denunciante encontró una publicidad en el buzón de su domicilio, en el que un hombre de raza africana decía leer el futuro, contactando la víctima con el falso vidente a través de un número de teléfono que figuraba en la publicidad. El hombre fue citado en el domicilio del estafador donde le manifestó que tenía la suerte gafada pero que él podía solucionarle el problema.

Para iniciar el ritual el denunciante llevó al domicilio del vidente un sobre con 35.000 euros y también le entregó 4.200 euros que al parecer iban a ser destinados para pagar un sacrificio de 7 animales blanco en Guinea. En los meses sucesivos a los primeros pagos, el estafador continuó pidiendo grandes cantidades de dinero con el objeto de reforzar el ritual para quitar el gafe y también para seguir viajando a Guinea y materializar los rituales con animales.

El denunciante comenzó a sospechar que pudiera estar siendo estafado, cuando el vidente no le devolvía el dinero que se quedaba en depósito para reforzar los rituales. Además era imposible localizar al hombre ya que cuando le llamaba por teléfono siempre se excusaba diciendo que se encontraba fuera de España.

Los agentes investigadores de la Policía Nacional, pertenecientes al Grupo de Delitos Tecnológicos, han conseguido identificar al hombre, que se desplazaba por todo el territorio nacional, captando como clientes a personas con problemas o desesperadas, con creencias en la videncia y curanderismo, siendo su modus operandi siempre el mismo.

Confeccionaba impresos en los cuales se ofrecían servicios de sanación, predicción de futuro o promesas de solución de problemas, mediante buzoneo directo, tablones de anuncios de locutorio, etc. Una vez captadas las víctimas con diferentes engaños se les hacía creer que tenían que depositar ciertas cantidades de dinero para «reforzar» los rituales a realizar.

La víctima, mediante falsas promesas, poco a poco va perdiendo todo su patrimonio, el cual va entregando a solicitud y con la creencia de que el dinero entregado le será devuelto en su totalidad, ya que se le dice que son cantidades entregadas en calidad de depósito.

Como la cantidad de dinero entregada se prolonga en el tiempo, finalmente la víctima no es consciente de la totalidad del dinero entregado al estafador.

La Policía Nacional ha solicitado a la Autoridad Judicial que se a emitida una Orden Europea de Detención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here