Ibáñez propicia un «triángulo virtuoso» en torno a los 800 años de la Catedral

Manuel Pérez Mateos y Ángel Ibáñez

La Universidad de Burgos (UBU) ha reactivado su cátedra de estudios de la Fundación Villalar, única en las universidades de Castilla y León, y lo ha hecho tras más de un año sin actividad.

El presidente en funciones de la entidad fundacional y de las Cortes Autonómicas, Ángel Ibáñez, ha propiciado esta reactivación al entender la importancia de descentralizar la actividad de la fundación que preside, con el objetivo de hacerla presente en el territorio y hacer partícipe de sus propuestas al conjunto de la ciudadanía.

La cátedra, coordinada por Cristina Borreguero y Luis Delgado, se centrará en los próximos años en el octavo centenario de la colocación de la primera piedra de la Catedral de Burgos.

Ángel Ibáñez ha explicado que la reactivación de la cátedra, con una aportación anual de 25.000 euros a la UBU, supone la creación de un «triángulo virtuoso» entre la propia universidad, la Catedral de Santa María y la ciudad de Burgos.

Para potenciar este triángulo, la cátedra impulsará diversas actividades abiertas al conjunto de la sociedad, como congresos, conferencias, seminarios, publicaciones, becas de estudio y ayudas a la investigación.

Respecto a la paralización de esta cátedra hace algo más de un año, Ángel Ibáñez ha explicado que se produjo por «diversas circunstancias» y, aunque ha señalado que estas cosas pasan de forma habitual, ha reseñado que «no es deseable» que vuelva a suceder.

Finalmente, Ibáñez ha recordado que en 2021, y junto a los 800 años de la Catedral de Burgos, la Fundación Villalar también conmemorará el quinto centenario de la batalla de los Comuneros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here