Ibáñez considera que con la nulidad del acuerdo sobre T-Systems es como si nunca hubiera pasado

El Consejo Consultivo de Castilla y León ha notificado al Ayuntamiento de Burgos la nulidad del acuerdo alcanzado en la Junta de Gobierno del 31 de diciembre de 2010 en relación a la factura de T-Systems. Al menos eso es lo que ha declarado el portavoz del Equipo de Gobierno Local, Ángel Ibáñez, en torno a quien han girado todas las críticas relacionadas con este tema ya que fue él, entonces como concejal de Hacienda, quien elevó a la Junta de Gobierno la factura de más de 400.000 euros. Pese a que la Junta de Gobierno presidida por el entonces alcalde Juan Carlos Aparicio aprobó que se abonase a T-Systems dicha cantidad, los técnicos municipales no la dieron de paso ya que no se podía justificar que se hubieran realizado los trabajos que en ella se explicaban. Hoy Ibáñez cuenta que, con esta resolución de nulidad, es como si dicha aprobación nunca se hubiera producido dejando sin efecto, a su juicio, cualquier crítica vertida desde la oposición hacia su persona. Lo cierto es que, con o sin nulidad, el hecho se produjo. Tal y como ha denunciado en innumerables ocasiones el concejal socialista Antonio Fernández Santos, Ibáñez se reunió con T-Systems y levantó acta de dicha reunión elevando a la Junta de Gobierno el acuerdo para el pago de una factura de 400.000 euros por la realización de unos cursos de formación al personal municipal. La denuncia realizada desde la oposición ponía al entonces concejal de Hacienda como responsable de querer abonar dicha factura pese a los informes técnicos, llegando incluso a intentar abonar dicha factura a través del primer “plan Montoro”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here