Huerta de Arriba responsabiliza a Rico de la falta de limpieza de las carreteras por la nieve

La mala gestión del equipo de Gobierno del Partido Popular en la Diputación de Burgos, se ha vuelto a poner en evidencia este fin de semana, a la hora de abordar los problemas que surgieron en varias carreteras de la provincia por la nieve. Y es que de nuevo César Rico, vuelve a priorizar sus intereses, y los de los ayuntamientos de su mismo signo, olvidando acuerdos plenarios que se aprobaron en el seno de la Diputación.

En esta ocasión es el Ayuntamiento de Huerta de Arriba el que urge a la Institución Provincial, y a su máximo responsable, César Rico, a que trabaje en el protocolo que se comprometió a iniciar en el Pleno del pasado 5 de febrero de 2016 para coordinar los recursos para la gestión de limpieza de carreteras de la provincia entre todas las administraciones competentes en casos de nevadas.

De nuevo la historia se repite, y este es un ejemplo más de los acuerdos que se aprueban en el seno del Pleno provincial, en mayoría o por unanimidad, pero que luego nunca se llegan a ejecutar, tal y como nos tiene acostumbrados César Rico. Y es que ese acuerdo plenario tenía por objeto evitar que cada institución se ocupe exclusivamente de la limpieza de las vías de su titularidad pero, tres años después, la situación “no se ha corregido”.

Así lo ha señalado el alcalde de localidad, una de las afectadas por las últimas nevadas, Juan Antonio Blanco, quien ha afirmado que “como todos los años, el pasado fin de semana las máquinas quitanieves de la Junta levantaban la pala en cuanto acababan de limpiar tramos de carreteras autonómicas y entraban en las provinciales”.

El regidor lamenta que la Diputación diera prioridad a las vías del entorno de la estación de Pineda de la Sierra en el dispositivo de la zona. Y es que ha recordado que empezó a nevar el viernes por la noche y «ese día solo echaron algo de sal en la BU-821, y al día siguiente no vinieron hasta las 17:00 horas y ya no les dio tiempo a hacer casi nada». El edil ha explicado que el domingo, ya con una nevada de 30 centímetros, llamó a Diputación a las 08.00 horas y su contestación fue que primero iban a pasar por Valle del Sol, «así que no llegaron al pueblo hasta las 15:00 horas”. Dos horas después, según Blanco, las máquinas abrieron los accesos a Tolbaños de Arriba, donde el día anterior el teniente de alcalde tuvo que llevar unas medicinas que necesitaban vecinos de la localidad ante el mal estado de la carretera.

En cuanto a la carretera de 11 kilómetros que une Huerta de Arriba con Neila, la BU-822, admite que “ya ha tirado la toalla, porque nunca hacen caso” y permanece “intransitable” a causa de la nieve. De hecho, el pasado fin de semana tuvo que auxiliar, junto a varios vecinos, a una pareja de automovilistas que quedó atrapada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here