En 2018 se gestionaron 957 contratos legales de empleo doméstico, un 30% menos que en 2017

La Plataforma de Empleo en el Hogar de Burgos pide dignificar las condiciones laborales de los trabajadores del servicio doméstico, que han sido testigos del empeoramiento del sector en el último año. Y es que insisten desde el colectivo, continúa siendo un sector altamente feminizado y en el que priman los contratos a tiempo parcial, y con salarios precarios.

Este martes la Plataforma de Empleo en el Hogar, que engloba a 14 entidades de la provincia, ha dado a conocer los datos del sector en 2018 en Burgos. Así los miembros de este colectivo han puesto el acento en el aumento de la economía sumergida, como consecuencia de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). «Se ha subido el SMI, pero se han reducido las jornadas y la cotización, aunque se siguen trabajando las mismas horas», ha explicado Olga Ortega, responsable del sector de Limpieza y Seguridad de UGT.

En este sentido ha insistido en el aumento del fraude en el sector, con un descenso en el número de altas pero no de trabajadores, como consecuencia de este aumento del trabajo doméstico no declarado. En 2018 se han gestionado 957 contrataciones de empleo doméstico, casi un 30% menos que en el año anterior. Desde el colectivo también ha percibido un descenso del número de ofertas gestionadas con alta en la seguridad social. «La gente no percibe el empleo doméstico como un trabajo, sino como un servicio gratuito», ha aseverado Ortega.

Una solución sería controlar con un registro de jornada las horas trabajadas, una obligación que se ha impuesto al resto de sectores, pero que todavía no es obligatorio en el empleo doméstico.

Por eso desde la Plataforma reivindican mejores condiciones para un sector que todavía no se ha equiparado al resto y cuyos derechos todavía no son percibidos por la mayoría social. Así piden a la administración del Estado que facilite medios materiales y humanos para que la inspección de cada localidad actúe ante esta situación. También señalan que el Diálogo Social debe trabajar en la ciudad por el avance en la equiparación laboral y salarial de este colectivo, mejorando la profesionalización del sector en iguales condiciones que el resto de trabajadores.

Así piden un sistema de protección del empleo adecuado y suficiente, con derecho al paro. También insisten en la inclusión del sector en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con especial atención a los empleados menores y a las mujeres embarazadas, y que la obligación de alta y cotización a la seguridad recaiga siempre sobre la parte empleadora, con una «estricta vigilancia» a las agencias de colocación.

La Plataforma de Empleo en el Hogar surgió en 2012, ante el cambio de la normativa que regula la relación laboral de carácter especial del Servicio del Hogar Familiar. Facilita el encuentro y reflexión para el diálogo entre diferentes entidades sin ánimo de lucro, para trabajar de manera coordinada por los derechos de estos trabajadores.

El día 16 de junio se celebra el día del Trabajo Digno para los trabajadores domésticos y la Plataforma ha organizado en el Fórum Evolución de la capital burgalesa la visualización de la película «Criadas y Señoras», a las 18:30 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here