El San Pablo ajusta su plantilla ante sus problemas económicos

El San Pablo se ha visto obligado en las últimas semanas a ajustar su plantilla ante sus problemas económicos. Primero fue la salida del ala-pívot noteamericano Thompson y en las últimas horas se ha confirmado la marcha del alero montenegrino Dino Radoncic.

Dos pesos pesados de la elástica azul que de este modo avisa a la afición de cuál es su situación actual y cómo serán los próximos meses.

Las alertas en torno a la situación del equipo las saltaban sus propios directivos a finales de
diciembre. Aprovechando la presentación de nueva indumentaria para el conjunto, sus máximos representantes solicitaban una reunión urgente a los portavoces de todos los grupos municipales para trasladarles lo que ya algunos habían vaticinado.

El proyecto deportivo del San Pablo no se sostiene en lo económico, hace aguas pese a la enorme cantidad de dinero público que en forma de patrocinio ya inyecta el Ayuntamiento en el equipo, y esto se refleja ya en las arcas del club. Su directiva ha echado cuentas y no le salen, le falta dinero, y mucho, para poder garantizar la continuidad de la elástica azul en las condiciones en las que se ha hecho hasta la fecha.

Lo que algunos percibieron como el crecimiento del equipo y las garantías para su permanencia en ACB, los fichajes estrella de internacionales, ahora se convierte en la máxima evidencia de una situación derivada de una mala planificación desde el principio.

Así las cosas, no sería de extrañar que el San Pablo acusara las bajas de cara los próximos
encuentros y que a las salidas de Thompson y Radoncic se suman otras en las próximas semanas. Todo, con el objetivo de ajustar el equipo a su situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here