El PSOE pedirá en el Pleno de Diputación un cambio en las tarifas de Correos

El Grupo Provincial Socialista llevará este viernes al Pleno de la Diputación, una proposición para instar al Gobierno Central a no discriminar por territorio en las tarifas de Correos. Para ello propondrán que se apruebe el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal previsto en la Ley, fijando así un servicio universal de calidad suficiente para atender a las demandas de los ciudadanos.

Esta proposición está motivada por las denuncia presentada por la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP) contra Correos, porque en sus tarifas de 2018 incumple los principios del Servicio Postal Universal, al discriminar y encarecer una media del 30 por ciento algunos de sus envíos realizados a municipio menos poblados.

Y es que el Consejo de Administración de Correos aprobó en diciembre de 2017 nuevas tarifas para 2018, donde como novedad, fija dos zonas diferenciadas, con diferentes importes, en función del número de habitantes de los municipios. Para el portavoz del Grupo Provincial Socialista, estos incrementos en las tarifas, “vulneran el deber constitucional de los poderes públicos”, y por ello, considera necesario tomar medidas al respecto.

Por ello, solicitarán que se garantice el coste real del servicio postal, sin discriminar al ámbito rural. También que se asegure que los ciudadanos reciban el reparto de su correspondencia cinco días a la semana, con independencia de donde residan, y que se ponga fin de forma inmediata al “constante recorte presupuestario en Correos”.

En la propuesta socialista también pedirán que se diseñe y apruebe, en el plazo de seis meses, un plan estratégico para aumentar la competitividad y garantizar la vialidad de Correos, contando con la participación de los representantes de los trabajadores, y que se negocie un nuevo pacto colectivo con los trabajadores que busque, entre otras cosas, garantizar la tasa de reposición y la estabilidad en el empleo.

Según el portavoz socialista en Diputación, David Jurado, el pacto también debe contemplar el rejuvenecimiento de la plantilla, y la mejora de las condiciones laborales y del salario, recuperando el perdido en los últimos años. Y es que las cifras avalan que en la Provincia de Burgos, se ha producido un descenso del 37 por ciento de los trabajadores en siete años, pasando de 438 en 2011 a 354 en 2017. David Jurado también ha denunciado que los recortes han provocado el cierre de oficinas, fundamentalmente en el mundo rural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here