El PSOE considera que el impuesto a las nucleares es una excusa para olvidarse de Garoña

“El proyecto de Ley de Impuesto de Almacenamiento de Residuos Nucleares es la gran excusa del Partido Popular para olvidarse de Garoña”. Así de tajantes han sido el portavoz del Senado, Ander Gil, y la secretaria general del PSOE de Burgos y diputada nacional, Esther Peña, a la hora de explicar la postura de la formación ante este nuevo gravamen para las centrales nucleares.

Ambos han presentado este jueves, acompañados del portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, José Francisco Martín, las enmiendas de su formación a este proyecto de Ley, que aseguran, no saldrá adelante.

Ander Gil ha hecho hincapié en que este impuesto es “una excusa para que la Junta de Castilla y León no se rasque los bolsillos para plantear una alternativa al cierre de Garoña, al mismo tiempo que el Gobierno Autonómico “nunca han tenido interés en apostar por una alternativa”, eliminando incluso el Plan Reindus, y que ahora “llegan tarde con este impuesto”.

Además considera “inédito”, que el Gobierno autonómico saque ahora un gravamen a una empresa que ya no funciona, porque no entiende que cuando la Central Nuclear de Santa María de Garoña tenía actividad económica y funcionaba no se sacó una ley como la que hoy se debate, y cuando esta empresa deja de producir, se establece este impuesto.

Por su parte, Esther Peña ha destacado que este proyecto de Ley es un “absoluto desastre en el fondo y en la forma”, y que gracias a la gestión del Partido Popular en la Comunidad, se están causando daños irreparables en el entorno de Garoña, sin poner ninguna solución.

Desde la formación socialista consideran que la solución no pasa por apostar por un impuesto “que no va a recaudar ni un solo euro”, sino por retirar estos residuos de manera inmediata.

Por su parte José Francisco Martín ha enumerado algunas de las enmiendas a este proyecto de Ley, como incluir un anexo específico en los presupuestos autonómicos de cada anualidad, que refleje las inversiones que se van a realizar con el dinero recaudado con este impuesto, o solicitar una comparecencia anual para que se explique hasta que punto se están llevando a cabo dichas inversiones. Pero sin duda la más “dura” es que se duplique año a año el impuesto por el almacenamiento de los residuos. En total han presentado ocho enmiendas.

Sin embargo desde el PSOE prevén que este proyecto “no va a salir adelante”, porque no va a contar con los apoyos ni de la oposición ni del tejido social, más aún cuando ya existe un impuesto estatal similar, que grava el almacenamiento de residuos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here