El PSOE aboga por «la máxima sanción» a Dragados por la demolición del Niño Jesús

El concejal socialista del Ayuntamiento de Burgos, Antonio Fernández Santos, ha abogado este jueves por imponer a Dragados, empresa encargada de la transformación del antiguo Colegio Niño Jesús en un edificio residencial de lujo, «la máxima sanción» después del derribo de parte de una de sus fachadas protegidas.

El edil ha recordado que el histórico inmueble contempla en su ficha del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) las características de su protección y ha explicado que, precisamente, la parte demolida por Dragados se incluye dentro de esa catalogación.

Por ese motivo, y con el objetivo de acabar con la impunidad de este tipo de conductas delictivas, Antonio Fernández Santos considera imprescindible que se imponga a la empresa la máxima sanción, que podría ascender a varios cientos de miles de euros, así como a la obligación de reponer la parte demolida de la fachada.

El concejal del PSOE se ha mostrado sorprendido por cómo este tipo de acciones se pueden llevar a la práctica y ha explicado que el Ayuntamiento ha parado las obras tras el derribo ilegal, a la vez que ha insistido en que el siguiente paso debe ser la reposición de la parte demolida y el inicio del correspondiente expediente sancionador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here