El PCAS tampoco entiende la actuación municipal en Hortelanos

El Partido castellano (PCAS) vuelve a tildar de “ocurrencia” del alcalde, Javier Lacalle, las obras de la peatonalización parcial de la calle Hortelanos. Los castellanistas que son favorables a “ganar terreno” para el peatón, también han solicitado que estas actuaciones sean consensuadas, en la medida de lo posible, y no se realicen “al tuntún”, sin calcular los problemas y molestias que se puede causar al ser una actuación que no se ha previsto con tiempo. El presidente del PCAs, Domingo Hernando, ha puesto como ejemplo de estos caprichos del alcalde “la peatonalización en festivos de la calle Santander, que ha resultado ser un completo fracaso”.

En esta ocasión los comuneros burgaleses auguran que los 80.000 euros que costará la intervención puede ser dinero tirado a la basura si las obras de reforma del Mercado Norte dan otro destino a la zona en la que ahora se va actuar.

Además recuerda que no es la primera vez que el Javier Lacalle “despilfarra dinero” en actuaciones que no tienen continuidad en el futuro. Domingo ha hecho referencia a la época de Lacalle como responsable de Fomento, cuando dilapidaba cientos de miles de euros en actuaciones innecesarias como el asfaltado “provisional” del puente de San Pablo, la reurbanización de la calle La Puebla, con 1,8 millones, la reforma del de puente Castilla con 2,8 millones o la obra del Puente Gasset con 3,7 millones y las recurrentes y consecutivas actuaciones en Avellanos, la última, por valor de 1,8 millones de euros. Actuaciones millonarias que en muchos casos eran innecesarias.

El PCAS lamenta que la actuación vuelva a ser irreflexiva y comprometa una importante cantidad económica, y que además no haya sido consensuada con el resto de partidos de la oposición, y tampoco explicada a los Concesionarios del Mercado Norte.

Así mismo recuerdan al alcalde que la campaña navideña no empieza el 20 de diciembre, lo hace mucho antes, y las obras van tener consecuencias en el reparto y movilidad en la zona en una época especialmente sensible para el comercio.

Así las cosas, el PCAS solicita que se decida de forma urgente sobre el futuro del Mercado Norte, teniendo en cuenta a los concesionarios, tanto los de los locales interiores como exteriores, y hasta que se proceda a la reforma “se pongan en valor los locales de los que dispone el Mercado Norte” y no se den largas a las solicitudes de ocupación que llegan.

Los castellanistas esperan que las múltiples declaraciones de los responsables de estas instituciones en apoyo al pequeño comercio no sean sólo estéticas y que se plasmen en políticas activas de impulso al comercio tradicional y de proximidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here