El Equipo de Gobierno extravía una partida presupuestaria de 150.000 euros

Ayuntamiento de Burgos

El Equipo de Gobierno de Javier Lacalle no deja de sorprender a propios y a extraños y, en este caso, lo ha vuelto a hacer a ambos. La concejal de Servicios Sociales, Gema Conde no sabe dónde está la partida presupuestaria con la que se iba a acometer el inicio de la II Fase de las obras del centro cívico de Río Vena. Sencillamente, ha desaparecido.

Estamos hablando, nada más y nada menos, que de una partida de 600.000 euros de los 150.000 estaban destinados a esa primera parte de las obras, ya que el grueso de la actuación se realizaría en 2018.

La gerencia de Servicios Sociales recibió en julio de este año la notificación de la existencia de partida presupuestaria, tras la modificación del presupuesto municipal a mediados de verano. El recién nombrado coordinador de inversiones, Jorge Berzosa, le transmitió en agosto la inclusión de la partida en las denominadas “partidas prioritarias” y, desde ese momento, Conde ha puesto a trabajar a la gente de Servicios Sociales y Arquitectura para poder agilizar al máximo la licitación de la obras.

Cada movimiento que se daba desde Servicios Sociales se informaba al coordinador de inversiones. Así lo ha confirmado Conde que ha ido mandando informes durante los meses de agosto, septiembre y octubre.

Sin embargo, ha llegado noviembre y la partida ha desaparecido. Desde la Gerencia de Servicios Sociales se ha pedido a Intervención un informe para saber dónde ha ido a pasar esa partida presupuestaria. Aunque, antes de conocer qué se ha hecho con la partida, es más que evidente el problema de fiscalización existente en el Ayuntamiento de Burgos y la falta absoluta de coordinación de los de Javier Lacalle.

Fue el pasado jueves, durante la reunión de la Junta de Gobierno Local, cuando Gema Conde expuso ante sus compañeros esta situación. El alcalde se mostró sorprendido y para descubrir qué había pasado con la partida, en lugar de preguntar a Jorge Berzosa, coordinador de inversiones, decidió que fueran Gema Conde y Salvador de Foronda quienes dieran explicaciones por ello.

Así las cosas, la segunda fase de las obras del cívico de Río Vena tendrán que esperar aún unos cuantos meses y habrá que descubrir qué ha pasado con la partida reservada a este efecto. ¿Quién la ha utilizado? ¿Quién ha dado orden de ejecutarla? y ¿Dónde ha ido a parar? son algunas cuestiones que están ahora esperando respuestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here