El concejal de Hacienda de Burgos prevé solventar el desequilibrio financiero en 2017

La oposición al completo ha criticado en Pleno la liquidación presupuestaria y ha acusado al PP de una baja ejecución de las cuentas

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Burgos, Salvador de Foronda, ha asegurado que solucionará el desequilibrio financiero que arroja la liquidación presupuestaria de 2016 a lo largo del presente año, durante la celebración del Pleno correspondiente al mes de abril.

Foronda, en su turno de intervención, ha destacado la “capacidad” de las cifras para hacer frente a la actual situación municipal que, debido al incumplimiento del techo de gasto, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y el periodo medio de pago a proveedores, obliga al Consistorio a acudir a un Plan de Ajuste.

Salvador de Foronda ha explicado que la liquidación presupuestaria del pasado ejercicio arroja un superávit de casi 24 millones de euros, unos fondos líquidos de 64,5 millones y un remanente de 55,5 millones.

El edil ha explicado que el documento plasma, además, un nivel de solvencia del 1,67 y una ejecución presupuestaria del 90,7 por ciento en lo referente a ingresos y del 78 por ciento en lo relativo a gastos.

En cuanto al periodo medio de pago a proveedores, la liquidación presupuestaria sitúa esta cifra en los 39 días, mientras que el nivel de endeudamiento se fija en el 65,53 por ciento, después de que se haya contabilizado la deuda no sostenible del Consorcio para la Gestión de la Variante Ferroviaira, que asciende a 47 millones de euros.

El conjunto de los grupos en la oposición han criticado el resultado de la liquidación, si bien el edil socialista Antonio Fernández Santos ha sido el que más ha incidido en la “preocupante” situación económica municipal y ha advertido de que, si finalmente se computa como propia la deuda sostenible del Consorcio Ferroviario, el Ayuntamiento tendrá que sumar otros 120 millones de euros a su deuda.

La portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Gloria Bañeres, ha insistido en que su agrupación ya advirtió hace tiempo de que esta situación podría devenir en el Ayuntamiento, pese a lo cual le ha dicho al equipo de Gobierno local que cuente con sus ediles para salir de esta situación.

También desde una posición crítica se ha pronunciado el portavoz del Grupo Municipal de Imagina Burgos, Raúl Salinero, quien ha sostenido que la liquidación presupuestaria de 2016 “demuestra que la gestión del Partido Popular no es válida para la ciudad”.

Raúl Salinero ha señalado, además, que el superávit que plasma el documento se debe a “una estrategia” del PP, que responde únicamente a una baja ejecución presupuestaria y a recortes en áreas fundamentales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here