El alcalde de Zamanzas de nuevo a Bruselas a pedir una gestión segura de los residuos de Garoña

El alcalde de Valle de Zamanzas, Juan José Asensio, volverá a Bruselas el próximo miércoles 20 de febrero, para reclamar en el seno del Parlamento Europeo la gestión segura de los residuos de la central nuclear de Santa María de Garoña, tras una petición realizada el la misma institución en abril de 2017, y que solicitaba el cierre definitivo de la planta.

Asensio, acompañado del portavoz de Imagina Burgos en la Diputación Provincial, Marco Antonio Manjón, ha explicado que tras la decisión del cierre definitivo de Garoña por parte del Gobierno del Partido Popular, se ha abierto un periodo de incertidumbre sobre la reposición de la zona afectada, sin que ambos Gobiernos del PP y ahora del PSOE, hayan puesto sobre la mesa un Plan de reindustrialización del entorno.

Aprovechando la iniciativa de 2017 llevada a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, que se quedó abierta a la espera de más información, ahora Juan José Asensio realizará una nueva petición encaminada en dos vertientes. La primera pedirá el desmantelamiento de los residuos nucleares de la planta por parte de las empresas que han explotado la central hasta el momento de su cierre.

Y es que según ha explicado, el tratado de Euratom, firmado por España, establece que las empresas que crean y explotan las centrales nucleares tienen que ser las que desmantelen y almacenen los residuos, algo que hasta el momento no ocurre en nuestro país. Asensio ha avanzado que se prevé que el desmantelamiento de Garoña lo haga una empresa pública, ENRESA, por un importe cercano a los 480 millones de euros, que se desembolsarán de los Presupuestos Generales del Estado. En este sentido, si este ente público gestiona a partir de ahora la central, será el que asuma el impuesto sobre el almacenamiento de residuos nucleares establecido por la Junta, incrementando este coste para las arcas públicas.

Por otra parte también solicitará al Ejecutivo Central que cree almacenes de residuos permanentes, porque hasta ahora en España solo existen almacenes temporales. A este respecto ha explicado que los residuos de Garoña se están depositando en los alrededores de la planta, expuestos a los agentes climáticos, al aire libre y cercanos al río Ebro, por un tiempo indefinido.

Al mismo tiempo Jose José Asensio ha denunciado que con los recursos obtenidos por el impuesto al almacenamiento de residuos nucleares de la Junta, que iban a destinarse a la regeneración de la zona, el único proyecto que prevé la institución autonómica sea la creación de una nueva cantera, muy cercana a la central nuclear, aprovechando que esta zona no forma parte de la Red Natura 2000. El edil considera que no es necesario volver a invertir en una energía sucia, más aún en un entorno como el de Garoña, si bien ha avanzado que la Junta ya ha iniciado los permisos de investigación para su futura construcción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here