Dos mujeres de 67 y 83 años, nuevas víctimas del timo del “tocomocho”

De nuevo dos mujeres de 67 y 83 años han sido víctimas del timo del «tocomocho» en la capital burgalesa. Siguiendo el mismo método que suelen utilizar estos timadores, la primera de las víctimas, una mujer de 67 años, fue abordada en la vía pública por un hombre de mediana edad que decía ser forastero y le preguntaba por una dirección para así entablar conversación. Continuaba diciéndole que tenía varios cupones de la Once premiados, si bien no sabía qué hacer con ellos. En ese instante entraba en acción el segundo de los timadores, otro varón con buena apariencia, que inmediatamente establecía conversación con los anteriores.

Este último llevaba un maletín para aparentar un buen empleo, en este caso decía que trabajaba en una importante empresa de telefonía. De inmediato y tras realizar una llamada telefónica confirmaba que los cupones estaban premiados y a partir de ahí proponía a la mujer engañar al otro hombre dándole entre ambos dinero en efectivo para contentarlo a cambio de que éste les cediera sus cupones, así se los repartirían, siendo su valor muy superior a la cantidad que le entregarían.

Para ello puso a disposición su vehículo que “casualmente” tenía aparcado en las inmediaciones y en el que subieron los tres para desplazarse hasta una entidad bancaría. Allí teóricamente retiró dinero, que guardo en un sobre regresando al coche. Finalmente acompañaron a la mujer hasta otro banco dónde ella retiró la cantidad de 15.000 euros que entregó al hombre que conducía el vehículo a la espera de juntar las cantidades que ambos habían reunido. Entonces y mientras la mujer se acercaba a comprar un bocadillo ante la “indisposición del dueño de los cupones”, ambos timadores, aprovechaban para marcharse del lugar con el “botín”.

En el segundo hecho, cuya víctima tiene 83 años, el método empleado por los timadores es casi idéntico, introduciendo algún detalle distinto y siendo esta vez, una mujer, la persona que portaba los cupones, entregando la victima la cantidad de 3.000 euros.

La Policía Nacional de Burgos quiere alertar una vez más sobre este tipo de estafa ya que a pesar de la difusión que periódicamente se hace sobre el modus operandi empleado, que siempre es el mismo, sigue siendo uno de los hechos delictivos más frecuentes entre personas mayores a los que los timadores no dudan en estafar los ahorros de muchos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here