Curioso, la Asamblea del BCF aprueba no cumplir uno de los artículos de sus Estatutos o leyes de funcionamiento del club.

Francisco Encinar Saúco Después de conocer los detalles de la Asamblea General de Socios del BCF y de sentir  pena por la presencia de menos de un 10% de su masa social, por cierto, estos no más de 160 participantes parece no muy enterados de casi nada relacionado con el club o aleccionados en el voto de viento favorable hacia la directiva, me hago una pregunta sin animo de ofender, los directivos del BCF, con su presidente a la cabeza ¿ Son tontos o se lo hacen? Me explico, son tontos y a estas alturas no conocen las normas de obligado cumplimiento en el funcionamiento de su club ó conocedores de ellas se las saltan a la torera cuando y como les viene en gana. De otra forma no se puede entender lo ocurrido en la Asamblea del lunes 28. En el orden del dia “Propuestas de los Socios”, ya tiene lo suyo, que un grupo de ellos haya tenido que recoger firmas para que se cumpla el articulo de los Estatutos del club en el que entre las obligaciones de su Tesorero está la de, al final de cada año, presentar a los socios un “Balance de Situación de la Entidad”. Bueno, pues en la Asamblea, el espabilado del Secretario, que es quien debe de velar por el cumplimiento escrupuloso de la norma del club, permite que se celebre votación para aceptar o no la petición de los socios en este tema de obligado cumplimiento y la más gorda, los socios, que no enteran, votan mayoritariamente para que el Tesorero no cumpla con su obligación, es decir, en la Asamblea se vota a favor de no cumplir la norma, la ley del club, y los directivos, con Barriocanal a la cabeza, lo dan por bueno y lo permiten. Si yo fuera socio del BCF o miembro de esa Unión Burgalesista de ellos, ya me habría ido al Juzgado de Guardia a impugnar la Asamblea y declararla nula, ademas de pedir responsabilidades para quien por ignorancia o interés particular, impide el cumplimento de las leyes, que rigen  el club ó deben hacerlo, lo tendrán ganado. Amen de las cuentas, que parecen el bálsamo que cura cualquier tipo de critica, lo normal es gastar lo que se ingresa ¿no?, menudo merito, la Asamblea volvió a vivir las patéticas explicaciones de San Barriocanal sobre su eterna deuda en el BCF, que de momento no aumenta, pero que tampoco disminuye porque a él, presidente y acreedor del club, no le interesa lo que le permite tener cogida a la entidad por la pelotillas. Volvió a contar la película, el cuento chino, de que compro por 300.000€ una deuda que tenia la entidad con los Novoa por valor de 2 millones de Euros. Si Barriocanal no fuera tonto o se lo hace, sabría que los Estatutos explican muy claro como debe de hacerse el proceso de compra de deuda de un club deportivo, el Burgos también: Asamblea Extraordinaria para su aprobación, interés que se va a cargar sobre lo prestado, periodo y forma de amortización… El ínclito personaje no ha hecho nada de esto, pero aunque lo hubiera hecho surgen preguntas sin responder: ¿Porque él o en nombre de quien se metio a salvar al BCF? ;  ¿Porque pagó 300.000 y no 200.000 ó 500.000€? ;  ¿Comprobó que la deuda que reclamaban los Novoa era real ? , ¿ Donde está el documento de renuncia a tal deuda? ; ¿ Existen los apuntes contables de la deuda de los Novoa, su renuncia, el aporte de 300.000 de Barriocanal ? El presidente del BCF no da respuestas solo pone el pecho para ponerse las medallas de salvador. Como consejo final diría a los directivos del BCF que se anden con tiento, cualquier día un socio ira a los juzgados y presentará una denuncia por incumplimiento de las normas del club y veremos que consecuencias trae la historia, no se si en esto también se hacen los tontos o lo son. Un ultimo apunte, mal los socios que son los dueños del club y no saben o quieren ejercer de ello, peor los medios de comunicación de la ciudad, es patético  y penoso leer y oír los comentarios e informaciones sobre la Asamblea, estos, mis queridos compañeros, también parece que no se enteran o no quieren enterarse.