Castilla y León atiende cada año a 14.000 personas con adiciones

Castilla y León atiende cada año a 14.000 personas con adicción al alcohol, la nicotina o las drogas ilegales, según ha puesto de manifiesto este viernes la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, durante una visita a la Fundación Candeal-Proyecto Hombre en San Medel, acompañada del consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez.

La Junta de Castilla y León desarrolla en la actualidad el VII Plan Regional sobre Drogas (2017-2021) y, durante el presente año, el ejecutivo regional ha destinado nueve millones de euros en programas contra las drogodependencias.

Este plan constituye un elemento de coordinación y cooperación entre las diferentes administraciones y las entidades del tercer sector, una de las cuales es la Fundación Candeal-Proyecto Hombre de Burgos.

En Castilla y León en materia de prevención se están desarrollando distintos programas en los ámbitos escolar, familiar y extraescolar de acuerdo con los estándares de calidad establecidos a nivel internacional. Dichos programas se acercan anualmente a más de 17.000 personas, la mayoría menores.

Además, para la asistencia a drogodependientes, Castilla y León cuenta con una red consolidada y profesionalizada formada por 76 centros y servicios específicos. Un trabajo que no sería posible sin la importante labor que realizan los 400 profesionales.

El VII Plan Regional sobre Drogas pone especial énfasis en los jóvenes por ser la población más vulnerable y va recogiendo sus frutos.

Así, respecto al consumo de alcohol, se ha registrado un descenso diario en la población general y en la población escolar de 14 a 18 años en fines de semana, mientras, los fumadores diarios de tabaco y los consumidores de cannabis han descendido hasta 2017, pero las últimas encuestas realizadas a la población general y escolar indican que se puede estar produciendo un repunte en los consumos.

La consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades incide también en la importancia que tienen las adicciones sin sustancia, como los juegos de azar, apuestas o los videojuegos.

En este campo, hay que destacar que la prevalencia del juego problemático en la población general, es del 0,3 %, y del 2,9 % del uso compulsivo de internet, más frecuente en el tramo de edad de 15 a 34 años que en el de 35 a 64 años .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here