Cajacírculo e Ibercaja renuevan su colaboración con las Misioneras Hijas del Calvario

Convenio Fundación Cajacírculo e Ibercaja y Congregación Hijas del Calvario

Las fundaciones de Cajacírculo e Ibercaja y la Congregación Misioneras Hijas del Calvario han rubricado un convenio de colaboración a través del cual ambas fundaciones aportarán la cantidad de 5.000 euros para apoyar un proyecto de cooperación humanitaria en la región de Tete, en Mozambique.

Al acto han asistido el presidente de Fundación Cajacírculo, Emilio de Domingo, el director provincial territorial de Ibercaja en Burgos, Eduardo Hernández y Casilda Barbero, en calidad de Superiora provincial de la Congregación Misioneras Hijas del Calvario.

A través de esta congregación religiosa que realiza su labor misionera en este país africano, fue requerida la ayuda urgente de las fundaciones de Cajacírculo e Ibercaja con el fin de socorrer una situación de grave necesidad, ya que esta región de Mozambique, concretamente en la diócesis de Tete, se vio afectada el pasado mes de marzo por las lluvias torrenciales e inundaciones que dejaron sin hogar a más de 1000 familias.

En estos momentos, el grupo más vulnerable de estas personas, entre los que se encuentran personas inválidas, ciegos y afectados por la lepra, están hospedados en las instalaciones de la Misión religiosa o en tiendas de campaña, y para ellos se requiere esta ayuda urgente con el fin de construir nuevos hogares en los que vivirán un grupo de 14 familias de esta misión.

La firma del presente convenio de cooperación se enmarca dentro de la colaboración prevista entre ambas fundaciones bancarias con el fin de extender su labor humanitaria, en este tipo de iniciativas que requieran una intervención urgente, y centradas en la lucha contra la pobreza y la desigualdad y los derechos humanos.

En palabras del presidente de Fundación Cajacírculo, Emilio de Domingo, “esta entidad ha mostrado desde hace años una gran sensibilidad por programas de colaboración con personas necesitadas, acciones de ayuda humanitaria y proyectos en el tercer mundo, y siempre que nuestra partida presupuestaria nos lo permita, seguiremos ofreciendo nuestra contribución, obedeciendo a un deber moral de apoyo a los más necesitados”.

Por parte de Ibercaja, Eduardo Hernández ha añadido, «nuestras acciones y valores están centrados en trabajar para las personas y Fundación Ibercaja se compromete cada día a lograr una sociedad más equilibrada, con mayor igualdad de oportunidades, y especialmente sensible con las personas más desfavorecidas, como hoy es el caso»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here