Borja Suárez: “El PSOE quiere desprestigiar la gestión del servicio de Ayuda a Domicilio de la Diputación”

Diputación de Burgos

El portavoz del Equipo de Gobierno de la Diputación de Burgos, Borja Suárez, ha respondido a las acusaciones realizadas este jueves por el Grupo Provincial Socialista sobre la prestación del servicio de ayudas a domicilio que realiza la Diputación, y que lleva 15 meses prorrogando un contrato que se caduco en noviembre de 2016. Suárez ha destacado la “mala intención” de unas declaraciones, las del portavoz socialista, David Jurado, que no tienen otro fin que “desprestigiar la buena gestion de un servicio que es de los mejores de toda Castilla y Leon”.

Para el PSOE un contrato que se prorroga desde hace mas de un año, genera “incertidumbre” entre los usuarios, y trabajadores del servicio de ayuda a domicilio. Además también acusaba al Equipo de Gobierno de que en esta anualidad se producirá un recorte presupuestario, puesto que se ha reducido la previsión de horas en las que se prestará el servicio, así como el presupuesto, con respecto al anterior ejecutado.

Sin embargo, Borja Suárez ha explicado que lejos de recortar el presupuesto, se ha ido incrementando año a año, y ha puesto de ejemplo la evolución del mismo desde 2013, cuando se prestaban 170.000 horas de servicio de ayuda a domicilio, con un presupuesto de 2,7 millones de euros, hasta 2017, cuando fueron 292.000 horas de servicio con un presupuesto de 4,6 millones de euros, un incremento de aproximadamente 2 millones durante 4 años. Y 200.000 euros más si lo comparamos con los datos que ofreció ayer el PSOE, que expuso que en 2017 se ejecutaron 4,4 millones de euros.

El portavoz del Equipo de Gobierno ha dado más datos. En 2017 se atendió a 1.821 usuarios y el total de personas en lista de espera fue de 0. Esta es la prioridad de la Diputación de Burgos, mantener la lista de espera sin pacientes, y por lo que el presupuesto casi se ha triplicado con respecto al del año anterior. Suárez ha añadido que el servicio de ayuda a domicilio se financia gracias a las aportaciones de los usuarios, a la financiación de la Junta de Castilla y León, que asume un 10%, y a la aportación de la Diputación que también asume el exceso presupuestario producido para que no haya ningún paciente en lista de espera. Exceso que pasó de los 473.000 euros en 2016 a 1,2 millones de euros en 2017.

Para Suárez estos datos confirman el compromiso de la Diputación con este servicio básico, que tiene como objetivo seguir incrementando tanto el presupuesto como el número de horas para que ningún usuario se quede sin optar a este servicio. Objetivo que no es compartido por el Grupo Provincial Socialista, que según cree pretende “desgastar una de las mejores políticas sociales de la Diputación”.

El Equipo de Gobierno también cree que los pliegos para la licitación del contrato están bien hechos y son “garantistas” porque aseguran que aquella empresa a la que se le adjudique el contrato prestará el servicio en las mejores condiciones. Borja Suárez ha aclarado, que los pliegos sí dan la opción a la empresa a revocar su propuesta para prestar el servicio, en el caso de que valoren que no pueden ofrecerle en condiciones óptimas, porque lo prioritario es que el servicio, sea quien sea quien lo preste, llegue de forma efectiva a los usuarios.

Eso sí, desde la Diputación sí que reivindican mayor financiación por parte de la Junta de Castilla y León, que se recoja en el acuerdo marco que firman ambas administraciones. Algo que se antoja difícil de momento porque este acuerdo se firmó el pasado mes de noviembre, con una vigencia de tres años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here