Burgos salva in extremis el servicio del tren turístico

Ayuntamiento de Burgos

El Ayuntamiento de Burgos salva el tren turístico en el tiempo de descuento. Y es que, tras el rechazo a la segunda prórroga del contrato, Burgos se quedaba sin tren turístico mañana, 1 de agosto. Sin embargo, los concejales de la oposición han aceptado una rebaja del 30% en el coste del servicio para permitir, con su abstención, la última prórroga del contrato hasta el 31 de julio de 2018.

El Grupo Municipal Socialista ya avisó, la semana pasada, de que daría su apoyo a la última prórroga si se descontaba lo que, a su juicio, era la parte correspondiente a la amortización de los trenes, esto es,la parte que la empresa destina a pagar los dos vehículos y que, según contrato, debería estar amortizada en julio de 2016.

Pero en el contrato no figuraba ninguna referencia a la amortización. El dinero que pagaba anualmente el Ayuntamiento de Burgos, 84.000 euros, iba destinado a cubrir el uso del tren dentro de la oferta educativa del programa “la ciudad abre sus puertas”.

Esta no es la primera vez que la empresa concesionaria hace una rebaja al contrato. Según recuerda el concejal Fernando Gómez, la empresa aceptó rebajar el canon hasta los 30.000 euros, en 2012, cuando el Ayuntamiento de Burgos atravesaba serias dificultades económicas.

Además, Gómez se pregunta de qué manera pretende el Ayuntamiento incentivar a las empresas que presten servicios públicos, si al hacerlo perfectamente y con todos los informes a favor, le negamos la prórroga.

Según confirman desde la empresa los últimos días de julio han contado con muchos más clientes burgaleses de lo habitual ya que, conscientes de que el final del servicio estaba cerca, no querían perderse una última vuelta.

A partir de ahora, el Ayuntamiento de Burgos empezará a trabajar en un nuevo pliego de cara al contrato que regirá el servicio a partir de 2018. Sobre la mesa dudas como si el servicio lo prestará un tren o será otro tipo de vehículo o si se dividirá por un lado el servicio turístico y por otro el educativo.

La intención del Instituto Municipal de Cultura es poder tener el pliego redactado a finales de año. Queda ahora por resolver, cómo se conjugará el servicio turístico el próximo año, con una empres que tiene contrato hasta el 31 de julio y otra que empezará, presumiblemente, el 1 de agosto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here