El Ayuntamiento de Burgos solo ha anulado el 1,7% de las denuncias de Zona Azul en la última década

Ayuntamiento de Burgos

Entre 2007 y 2015, el Ayuntamiento de Burgos ha tramitado más de 120.500 denuncias y solo ha anulado 2.058

La media de denuncias de Zona Azul al año ronda las 17.000

La ciudad de Burgos tiene la suerte de contar con controladores de la zona azul prácticamente perfectos. Sólo así se explica que, pese a no ser funcionarios públicos ni haber cursado una oposición, sean capaces de acertar el 98,3% de las veces que interponen una denuncia.

Entre 2009 y 2015, los controladores de la Ordenanza Reguladora de Aparcamientos, la conocida ORA, cursaron la friolera de 120.558 denuncias voluntarias. De todas ellas, solo 2.058 fueron anuladas por el propio Ayuntamiento, lo que supone un 1,7% del total. Faltarían conocer los datos de aquellas denuncias que fueron a parar a los juzgados y que el un juez anuló.

Y no es precisamente porque los conductores se quedasen de brazos cruzados cuando sentían sus derechos vulnerados. Cabe recordar que los controladores de la Zona Azul son civiles que cursan denuncias voluntarias a la Policía Local y ésta, sin más prueba que la palabra de un civil, procede a multar al vehículo. Para que nos entendamos, es como si cualquier ciudadano llama para denunciar a otro y la Policía Local directamente le multa sin más comprobación.

Ante este panorama, el Ayuntamiento de Burgos recibió, entre 2007 y 2015 nada más y nada menos que 20.596 alegaciones, de las cuales se estimaron 5.281. De igual forma, de todas las rechazadas, los burgaleses elevaron 5.080 recursos de reposición. Esto significa que, tras alegar en primera instancia, el Ayuntamiento contestó negativamente, lo que provocó que algunos ciudadanos volviesen a presentar un recurso de reposición, el paso previo para llevar la reclamación a los juzgados.

Cabe señalar que en la mayor parte de esas 20.596 alegaciones presentadas por los burgaleses y sus correspondientes recursos de reposición, el Ayuntamiento de Burgos contestó, sistemáticamente, con un modelo tipo, sin dar respuesta a los contenidos planteados.

Las cifras planteadas por el Ayuntamiento de Burgos son el resultado de filtros realizados en los aplicativos informáticos. No son datos exactos, por no poder contabilizar algunos expedientes informáticamente, requiriendo una labor manual. 

BULOS POR LA RED
Las redes sociales se han convertido en el caldo de cultivo de bulos sobre la validez o no de las denuncias tramitadas por los civiles que trabajan en la ORA. Planteamientos para evitar las denuncias o que, directamente, tildan de ilegales las sanciones de la Zona Azul. Los Ayuntamientos, y el de Burgos no ha sido una excepción, han tenido que retorcer las ordenanzas sobre esta materia en los últimos años en función de las distintas sentencias que iban anulando los procedimientos, hasta consolidar un sistema de sanciones que salve todas las irregularidades existentes en otros tiempos.
El Ayuntamiento de Burgos tramita una media de 17.000 denuncias de la Zona Azul al año. Las cifras del éxito de sus denuncias son apabullantes y el chantaje administrativo de reducir la cuantía de la sanción si se renuncia al derecho a presentar una alegación, garantizan la disuasión a alegar de los ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here