Aspanias frena con su radicalidad la negociación colectiva

dig

La negociación colectiva con Aspanias acaba de escribir su enésimo capítulo pero aún está lejos de su final debido a la radicalidad que mantiene el grupo y que imposibilita cualquier avance con las fuerzas sindicales.

Las empresa y los trabajadores se han vuelto a reunir pero la falta de flexibilidad de Aspanias ha impedido cualquier evolución hacia un acuerdo y todo apunta a que la negociación se podría romper por parte de unos empleados hartos de la falta de diálogo del grupo.

La última propuesta de la empresa, según han remarcado desde UGT, era «injusta» para los empleados, que mantienen un abismo con Aspanias por la cuestión retributiva. Y es que la empresa no quiere compensar la congelación salarial de dos años y plantea una subida del 4 por ciento temporal, no consolidable en sueldo.

Aspanias también se muestra inamovible en la cuestión del horario, ya que no está dispuesta a pasar de 1.728 a 1.720 horas anuales.

La nula capacidad de Aspanias para solventar la problemática ha llevado a algunas organizaciones sindicales como UGT a plantearse incluso romper la mesa de negociación, ya que su continuidad, de no cambiar la actitud la empresa, se percibe como una pérdida de tiempo.

Pese a ello, y mientras se sopesa qué hacer, los sindicatos representados en la mesa ya anuncian nuevas movilizaciones a finales de mayo para dar una mayor visibilidad a la problemática por la que atraviesan los trabajadores de la empresa.

Aunque no se han confirmado fechas, la intención de los sindicatos es realizar estas acciones antes de las elecciones municipales y autonómicas.

Mientras la guerra con la plantilla sigue abierta, lo que sí ha hecho Aspanias ha sido aumentar hasta el mínimo interprofesional el salario de las personas con discapacidad que desempeñan actividades labores en la Fundación Cisa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here