Encuentran más de 10.000 piezas arqueológicas en el Solar del Cid

Solar del Cid
Solar del Cid

El Solar del Cid, emplazamiento en el que se cree que existió la casa del Cid Campeador en la capital burgalesa, no deja de sorprender. Si a principios de julio los sondeos realizados sacaron a la luz restos de construcciones medievales, la ampliación de las excavaciones han arrojado ahora el hallazgo de más de 10.000 piezas arqueológicas.

Semillas, monedas, cerámicas y hasta un horno de adobe son algunos de los descubrimientos que el equipo liderado por Fabiola Monzón ha presentado este lunes en el lugar de los trabajos.

Tal y como se presuponía, las excavaciones han sacado a la luz restos de épocas cláramente diferenciadas. Así, se puede afirmar ya que en los siglos de la Alta Edad Media este solar se destinó a uso agrícola mientras que, en una época posterior, aquí existió una gran construcción.

Los restos hallados permiten dibujar parte de la planta de la vivienda. Una construcción, seguramente perteneciente a alguna familia de alta alcurnia, que giraba en torno a un patio con pozo.

De esta construcción se conserva gran parte del canto rodado del suelo, así como las huellas de los muros divisorios que permiten apuntar que existieron varias salas rodeando el patio, existiendo en la sala sur una galería porticada separada del patio por columnas.

En una pequeña exploración, se han recuperado cerámicas del siglo XII, así como otros fragmentos y restos del siglo XIV.

En una época posterior, la construcción se transformó posiblemente en un taller de alfarería. Las excavaciones han sacado a la luz un horno de adobe, lo que hace pensar que a inicios del siglo XV y durante el siglo XVI este emplazamiento se dedicase a este oficio, tal y como acreditan algunos restos relacionados con él.

A partir de ahora, se analizarán todos los restos, con el objetivo de poder exponerlos en un futuro, y se esperará a 2018 para poder proseguir con los trabajos en la zona.

Aunque no se tiene la certeza de que en este solar se ubicase la casa del Cid Campeador, lo cierto es que la propiedad fue adquirida al Monasterio de Cardeña en 1593 por una importante cantidad de dinero para la época porque así se consideraba. De hecho, algunos documentos del propio monasterio se refieren a las construcciones como “las casas del Cid”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here