Antonio Fernández Santos: “El lobo ha llegado”

Fernández Santos habla sobre el consorcio de Villalonquéjar

Venía diciendo aquello de “que viene el lobo” desde la pasada legislatura y al final, el concejal socialista Antonio Fernández Santos lo ha confirmado “el lobo ha llegado”. Con esta alusión, el edil socialista quería referirse a la liquidación del presupuesto municipal de 2016 que ha sumergido al Ayuntamiento de Burgos en un plan de ajuste durante los dos próximos años.

Fernández Santos ha criticado los 35,3 millones de euros que han quedado en el presupuesto después de restar a los ingresos los gastos. Aquí coincide con el portavoz de Imagina Burgos, Raúl Salinero. Ambos recuerdan que al cierre de un presupuesto el balance debe ser 0, de lo contrario significa que no se ha ejecutado correctamente el presupuesto.

Si a esos 35,3 millones se les suman el dinero pendiente de cobrar (derechos) y lo que queda por pagar (obligaciones), el remanente de tesorería del Ayuntamiento de Burgos asciende a 55,5 millones de euros.

El Ayuntamiento está obligado a elaborar un Plan Económico Financiero por incumplir el límite de deuda pública, el plazo de deuda comercial y el llamado techo de gasto.

Ha sido la deuda no sostenible del Consorcio del Ferrocarril la que ha provocado una reacción en cadena que ha llevado hasta este escenario.

El informe de intervención refleja que la deuda total del Ayuntamiento asciende a 121,9 millones de euros (en números redondos), donde se incluyen los 47 millones de deuda no sostenible del Consorcio del Ferrocarril, y 74 millones correspondientes a operaciones de crédito.

En este escenario, con un endeudamiento del 63%, el Ayuntamiento de Burgos aún podría acceder al crédito de 6,7 millones previsto en los presupuestos municipales de 2017.

Pero existe otra deuda que el Interventor computa al Ayuntamiento, los 114 millones de deuda del Consorcio de Villalonquejar. Es la Junta de Castilla y León la encargada de informar si existe, según se refleja en la ley, una moratoria de 2 años para que esa deuda compute al Ayuntamiento. Si se incluyese ya mismo, la deuda municipal alcanzaría los 236 millones de euros, sobre un presupuesto municipal que roza los 200 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here