Antón defiende la tradición de la Semana Santa de Burgos, con más de cuatro siglos de historia

El concejal de Festejos del Ayuntamiento de Burgos, José Antonio Antón, realizó anoche en Canal 54 una defensa a ultranza de la tradición de la Semana Santa de la ciudad, remontándose más de cuatro siglos atrás para recordar su importancia en el pasado. Allá por 1575, el Rey Felipe II reenvió al cardenal obispo de Burgos, Francisco Pacheco, una carta invitando al orden en las iglesias durante la semana santa, con el objetivo de evitar que la gente se introdujese en los templos a comer y beber, como había sucedido en años anteriores. El Monarca pedía además que se controlase el orden en la capital burgalesa durante los días de celebración, mostrando respeto a las procesiones y actos de aquellos días. Más allá de lo anecdotico de la misiva, el documento presentado por el concejal de Festejos demuestra la preocupación de la Corona porque se mantuviese la imagen de la semana santa de la ciudad, que por aquel entonces ya gozaba de tradición y solera. Más de 400 años después de aquella carta de Felipe II, la Semana Santa de Burgos es una fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, en la que se procesionan pasos como el Santísimo Cristo de Burgos, de 1360 y considerada una de las imágenes más importantes de España por su singularidad; el Santísimo Cristo de las Gotas, que data de 1330; el Cristo Atado a la Columna, obra de Diego de Siloé en el siglo XVI; Jesús con la cruz a cuestas, de Ildefonso Serna de 1901; y la Crucifixión del Señor, que data de 1902 y del que se desconoce su autoría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here