Aberasturi se ‘venga de Nizzolo’ antes del Picón Blanco

Lo que en el Mirador del Castillo de Burgos fueron lamentos, en Lerma fue alegría para el Caja Rural. Alexander Aranburu hizo todo perfecto en la primera llegada de la Vuelta a Burgos, pero Giacomo Nizzolo le sobrepasó en el último golpe de riñón. En la segunda jornada había reválida y Jon Aberasturi se vengó del italiano. El vitoriano, que este año se había llevado el Circuito de Getxo y una etapa en la Boucles de la Mayenne, arrancó en los últimos 500 metros. Adoquín y una importante subida endurecieron la llegada. Esta vez fue el más fuerte y Nizzolo, que se pegó a su rueda no pudo repetir.

Pese a ello, el corredor del Dimension Data continúa como líder y amplía su ventaja, ya que los favoritos cedieron cinco segundos en la llegada. No hubo guerra entre ellos, tocaba guardar fuerzas. Cuatro hombres pusieron picante a la etapa (Brändle, Kobernyak, Ballarín y Viegas), y aunque dispusieron de una importante renta fueron siendo neutralizados. Sólo Brändle resistió en la pelea. Tuvo un pulso con el gran grupo. Les aguantó, pero cuando Ineos aceleró acabó atrapado a 1,5 kilómetros de la meta. Los finalizadores habían pedido su turno.

Este jueves el pelotón vive la primera de las dos grandes etapas de la Vuelta a Burgos. Los ciclistas tendrán que afrontar el Picón Blanco, un puerto que se sube por tercera vez en la historia. Mikel Landa y Miguel Ángel López han sido hombres que han logrado imponerse allí. En esta ocasión, Richard Carapaz, David de la Cruz e Iván Ramiro Sosa (campeón en la edición anterior) son los principales favoritos para el triunfo. El puerto cuenta con 7,8 kilómetros de longitud y un 9,3% de desnivel medio, destacando las rampas de hasta el 17% en la parte final.

La jornada será dura, ya que además de la ascensión al coloso de categoría especial, los ciclistas se enfrentan a otros cuatro puertos (todos de tercera). El Picón Blanco es sinónimo de espectáculo, por lo que los organizadores han querido tenerlo siempre presente desde su descubrimiento. Íñigo Cuesta, residente en Villarcayo, a 21 kilómetros del inicio de la ascensión en Espinosa de los Monteros, se lo presentó a la carrera. A la vez, Cuesta habló con la Vuelta a España, quienes tienen al Picón en mente como futurible, pero todavía no han apostado por él. Este jueves, nueva reválida para el Picón Blanco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here