94-92. El San Pablo roza la victoria pero vuelve a caer ante el Valencia Basket

El San Pablo Burgos acarició la épica en el encuentro que le enfrentó a Valencia Basket en La Fonteta. Pese a pelear en ocasiones contra rentas desfavorables de hasta trece puntos, el cuadro dirigido por Diego Epifanio ‘Epi’ supo sufrir y remontar en los momentos más complicados del partido.

Le costó coger sensaciones al San Pablo Burgos en el inicio del encuentro. Las pérdidas de los azulones le otorgaban a Valencia Basket su primera renta (4-0). Con trabajo, los visitantes fueron metiéndose en el choque para recuperar la igualdad en el luminoso. A golpe de triple, los de Jaume Ponsarnau crecían en el marcador (13-9) ante un cuadro castellano que no quería perderle la cara al duelo. Con la máxima de ocho puntos el Valencia Basket llegó al final del primer cuarto (29-21).

El equipo de ‘Epi’ era consciente de que necesitaba aumentar su intensidad en defensa para conservar opciones de remontada y sobre esa base construyó su mejoría en la pista. El encuentro entró en un duelo de rachas. La pelea defensiva en la pintura permitió a los burgaleses anotar en los últimos minutos para mantener la igualdad al descanso (48-48).

La vuelta de los equipos al parqué arrancó con un parcial taronja de 15-2, que les otorgó a los locales una nueva máxima en el marcador, de trece puntos, con Will y Matt Thomas liderando la anotación (63-50). Nuevamente a remolque, los burgaleses tuvieron que trabajar para ir recortando diferencias. La aparición de Jaramaz en los minutos finales fue clave para mantener con vida a los castellanos en su esfuerzo por contrarrestar la anotación local (78-74).

El San Pablo Burgos encaró el último periodo con un quinteto repleto de jugadores exteriores de entre los que sobresalió la estelar actuación de Zipser, que ponía a los de ‘Epi’ por delante por primera vez en el partido (83-85). La eliminación de Cancar con sus cinco faltas personales cometidas recortaba aún más la rotación de los burgaleses, que pese a todo luchaban con uñas y dientes para continuar anotando (89-90). Benite hacía la última canasta de los visitantes (94-92) a falta de veinticinco segundos. Con apenas una décima restante, Guillem Vives cometió falta sobre Vitor Benite, lo que ponía al brasileño sobre la línea de tiros libres con la oportunidad de llevar el choque a la prórroga. Tras errar el primer intento, el cuadro azulón se jugó todo al fallo en el segundo para tratar de obtener un palmeo que no pudo consumarse. El partido se cerró con triunfo local (94-92).

El equipo burgalés regresará a casa para disputar su próximo encuentro de Liga Endesa. El partido frente a Delteco GBC arrancará el domingo 3 de febrero, a las 17:00 horas, en el Coliseum Burgos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here