661 estudiantes de Castilla y León reciben becas para cursar sus estudios universitarios

Universidad de Burgos

La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha resuelto la convocatoria de becas universitarias del curso 2018-2019, de la que, con un presupuesto superior a los 1,1 millones de euros, se han beneficiado 661 estudiantes en la Comunidad.

Este año, además de dirigirse a alumnos de grado de nuevo ingreso, por primera vez, se han destinado a estudiantes de primer curso de máster en las universidades de Castilla y León.

A través de estas ayudas la Consejería de Educación ha pretendido fomentar el acceso y continuidad de los estudios superiores a aquellos que estén en condiciones de cursarlos con aprovechamiento, mediante la concesión de becas al estudio que garanticen, dentro de las posibilidades presupuestarias, la igualdad de oportunidades y la calidad en el rendimiento académico.

Esta convocatoria ha permitido a los solicitantes elegir entre dos modalidades de ayuda dependiendo de su situación personal: de matrícula y de residencia. A la primera de ellas, han podido optar los estudiantes matriculados en primer curso de una enseñanza oficial de máster en alguna universidad de Castilla y León y haya obtenido una nota en los estudios previos que le dan acceso al máster menor de 6,5 puntos, para másteres habilitantes o que sean condición necesaria para el ejercicio de una profesión regulada, y de 7 puntos para los restantes estudios de máster.

Esta modalidad está dotada de la cuantía a la que ascienda el precio de los créditos matriculados según el Decreto de precios públicos que la Junta de Castilla y León publicó en el mes de abril de 2018 para el curso académico actual.

Además del requisito académico antes mencionado, era preciso que la renta familiar neta no superase en el año 2017 unos umbrales fijados en las bases.

La ayuda de residencia, por su parte, ha ascendido a 1.600 euros, y a ella han optado los alumnos de grado que hayan accedido a la universidad con una nota inferior a 6,5 puntos.

De esta modalidad no podían beneficiarse los solicitantes con independencia familiar y económica, que cursen total o parcialmente enseñanzas en la modalidad a distancia, ni quienes se matriculen en menos de 60 créditos, tal y como figuraba en la convocatoria publicada el 8 de noviembre en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). En este caso, la renta familiar también debía estar por debajo de unos umbrales estipulados en las bases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here