600.000 personas mayores se beneficiarán de la primera estrategia de envejecimiento activo y prevención de la dependencia

600.000 personas mayores, sus familias y cuidadores se beneficiarán de la primera estrategia de envejecimiento activo y prevención de la dependencia

Alicia García ha indicado que un aspecto clave en el diseño de esta Estrategia será establecer unos principios rectores que ayuden al reconocimiento de las personas mayores

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha presidido esta mañana en Burgos la constitución y primera reunión de la Sección de Atención a las Personas Mayores del Consejo de Servicios Sociales de Castilla y León, un órgano de asesoramiento y participación en el ámbito de la atención a las personas mayores de la Comunidad. Esta Sección de Mayores está compuesta por más de una treintena de representantes de asociaciones de familiares de Alzheimer de Castilla y León, asociaciones de jubilados y pensionistas de las centrales sindicales, federaciones de asociaciones de mayores de la Comunidad, federación de Párkinson, asociaciones de residencias de personas mayores, el CERMI, representantes de diputaciones y ayuntamientos de Castilla y León y la Administración de la Comunidad.

La reunión ha servido para analizar el plan de acción que se sigue en la elaboración de una Estrategia para la promoción de la calidad de vida e igualdad de oportunidades de cada persona en su proceso de envejecimiento en Castilla y León, que es uno de los compromisos para esta legislatura y que está previsto aprobar antes de que finalice este año. En este sentido, Alicia García ha avanzado que se trabaja ya en esta estrategia que se sustentará en el modelo de atención centrado en la persona y que beneficiará, no solo a las cerca de 600.000 personas mayores que hay en Castilla y León sino también a sus familias, a los cuidadores y a la sociedad en general.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades se ha referido a la prioridad que supone para la Junta promover y mejorar el envejecimiento activo de las personas mayores, su autonomía y su calidad de vida, a lo que se destina este año un total de 188,3 millones de euros, lo que supone 4,2 millones de euros más que el año pasado. Un presupuesto que se destina a mejorar la calidad de vida y el bienestar a través tanto de la prevención del envejecimiento activo como de la atención directa. En este contexto, García ha señalado que contar con la ‘Estrategia de Envejecimiento Activo y prevención de la Dependencia’ supondrá dar un paso más en esta atención integral.

Principios rectores de la Estrategia

Alicia García ha indicado que un aspecto clave en el diseño de esta Estrategia será establecer unos principios rectores que ayuden al reconocimiento de las personas mayores, a su autodeterminación, al respeto de su dignidad y su derecho a contar con un proyecto de vida satisfactorio. Para ello, se tendrán en cuenta las aportaciones de las organizaciones más representativas como Naciones Unidas, las aportaciones de la comunidad científica o del Programa Integral de Envejecimiento Activo de Castilla y León. Junto a esto, se tendrán en cuenta para definir los principios rectores aspectos como la prevención de cualquier tipo de discriminación; la igualdad de oportunidades; la coordinación socio-sanitaria y la calidad en la atención; la transversalidad e interdisciplinariedad en las políticas de prevención de la dependencia y envejecimiento activo; la cohesión social y la participación activa, solidaria y comprometida.

Estrategia con doble área de actuación: la persona y su entorno

A través de esta Estrategia, cuyo plan de acción en su elaboración se ha analizado en la recién constituida Sección de Atención a las Personas Mayores del Consejo de Servicios Sociales, se prevé responder a esa atención integral a través de dos grandes áreas temáticas: por un lado, la que hace referencia a las personas mayores y, por otro, la referida a los entornos en los que viven.

Respecto a la persona, la Estrategia contemplará el desarrollo de cuatro ejes estratégicos, a través de los cuales se articulará un conjunto de medidas relacionadas con aspectos como la capacidad de autodeterminación de las personas, los hábitos y estilos de vida saludables, la adquisición de habilidades que hagan más independientes a las personas en su capacidad para asumir roles sociales relevantes, así como el fomento del papel que las personas mayores pueden desarrollar como fuente de apoyo solidario y experiencia vital.

Respecto a los entornos en los que viven las personas mayores, la Estrategia contemplará el desarrollo de tres ejes estratégicos coincidiendo con los entornos en los que conviven las personas: el entorno socio familiar, el entorno comunitario y los entornos accesibles y amigables. En esta categoría, las actuaciones se centrarán y dirigirán a optimizar estos entornos con los que se interactúa para posibilitar que desarrollen su potencialidad en mayor o menor grado; medidas que permitan a las personas mayores seguir viviendo con calidad en sus propios hogares; el acceso a las nuevas tecnologías; medidas que promuevan la solidaridad o aquellas que permitan la independencia de la persona.

La Estrategia también impulsará el movimiento asociativo de personas mayores, especialmente en el medio rural, que con 1.833 asociaciones de personas mayores configura una de las redes asociativas más importantes de Europa; ampliar la oferta de actividades del ‘Club de los 60’ y reforzar el apoyo a los cuidadores de personas dependientes, con la promoción del uso de los servicios profesionales compatibles con los cuidados del entorno.

Proceso de elaboración de la Estrategia

El diseño de la Estrategia pretende incluir la organización y realización de una serie de procesos de estudio, análisis, consulta y reflexión para dotarla de un carácter transversal que permitirá incluir medidas en todos los ámbitos de interés para las personas desde una consideración individual y multidimensional del envejecimiento de cada persona. Entre ellas, estarán la revisión del marco y conceptualización del Envejecimiento Activo desde la perspectiva de la atención centrada en la persona y los conceptos clave de la dignidad, la autodeterminación y la calidad de vida; la revisión sobre los principales estudios en este campo; el diagnóstico de las tendencias de envejecimiento en Castilla y León con una identificación de los retos de futuro y un análisis del mapa de recursos de envejecimiento activo de la Comunidad, a lo que se sumará el proceso de participación y consulta a la Sección de Atención a Personas Mayores del Consejo de Servicios Sociales de Castilla y León.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here