600.000 euros para las Asociaciones de Desarrollo Rural de la provincia

La Diputación de Burgos, a través de SODEBUR, ha renovado este miércoles su convenio de colaboración con las siete Asociaciones de Desarrollo Rural de la provincia, manteniendo su partida presupuestaria de 600.000 euros para 2019, con el objetivo de financiar proyectos empresariales y de emprendimiento que favorezcan el crecimiento económico y la mejora de la cartera de servicios del territorio rural.

Actualmente existen en la provincia de Burgos siete grupos de acción local, que son Ceder merindades, Adeco Camino, Adri Ribera del Duero Burgalesa, Adecoar, Agalsa Sierra de la Demanda, Adeco Bureba y Asopiva, y que trabajan en beneficio del desarrollo rural de la provincia. Estas asociaciones reciben ayudas no solo de la Diputación, también del programa Leader con fondos europeos, que gestiona actualmente la Junta de Castilla y León.

A este respecto el Presidente de la Diputación Provincial, César Rico, ha apuntado que una de las reivindicaciones de la Federación Española de Municipios y Provincias a Bruselas es que los fondos Leader y todas las ayudas europeas de desarrollo rural sean gestionados por las Diputaciones como eje vertebrador del territorio, en lugar de por las administraciones autonómicas, manteniendo siempre la figura de los grupos de acción local, que son la herramienta indispensable para que el dinero llegue a los municipios.

César Rico ha explicado que la Diputación de Burgos es una de las que más aporta a los grupos de acción local de toda la Comunidad, porque considera que “son imprescindibles para el desarrollo rural de la provincia”. En función de los “buenos resultados” de la anterior convocatoria, Rico ha apuntado que se mantiene la cuantía de estas ayudas.

Así, en base a los principios de territorio y población de las zonas en las que actúan estos grupos de acción local, cada asociación recibirá un montante total de 95.000 euros, a excepción de Asopiva, que recibirá 24.600 euros.

Estos fondos se destinarán principalmente a financiar proyectos desarrollados por las propias asociaciones que conlleven una ampliación de su cartera de servicios, y una prestación a los habitantes de sus territorios, y cualquier tipo de proyecto cultural o social que contribuya al desarrollo rural.

En 2018 se financiaron diversos proyectos como la orientación laboral en la zona del Arlanza, agendas culturales en Ribera y Amaya Camino, temas turísticos en Merindades y Sierra de la Demanda, o plataformas de voluntariado en la Ribera del Duero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here