412 jóvenes con discapacidad buscan empleo en Castilla y León

El próximo 12 de agosto se celebra el Día Internacional de la Juventud. En este marco, la Fundación Adecco ha realizado el cuarto informe Jóvenes con Discapacidad, motor de futuro, un trabajo que basa sus análisis en una encuesta a 300 personas con discapacidad entre 18 y 30 años, así como en análisis de portales oficiales como “El mercado de trabajo de las personas con discapacidad 2019” del SEPE o el “El empleo de las personas con discapacidad” del INE.

Según este estudio, actualmente, se contabilizan en España 9.419 jóvenes con discapacidad inscritos como demandantes de empleo, es decir el 1,9% del total de desempleados jóvenes en España (502.900).

Castilla y León concentra 412 desempleados jóvenes con discapacidad, lo que supone un 4,4% respecto al total de desempleados jóvenes con discapacidad en España. Esta cifra corresponde también al 1,4% del total de parados menores de 25 años en Castilla y León, que registra 28.900.

Cabe destacar que el 27% de los demandantes parados menores de 25 años con discapacidad es de larga duración. Con ello, 2.551 jóvenes con discapacidad de los 9.419 parados totales llevan más de un año buscando empleo sin éxito. En concreto el 15,3% lleva entre de 1 y 2 años y un 11,8% supera los dos años.

Dilatar la transición entre la etapa formativa y el inicio de la etapa laboral puede suponer un riesgo para los jóvenes, aún más para aquellos que tienen una discapacidad. Se añade a los prejuicios que experimentan derivados de esta situación, la posibilidad de acabar en una situación de vulnerabilidad que puede prolongarse en el tiempo.

En cuanto a la evolución del número de desempleados menores de 25 años con discapacidad en Castilla y León, se constata una disminución del 0,7% en el último año. Asimismo, aunque más rápidamente, disminuye un 19,2% en los parados jóvenes sin discapacidad. Echando la vista atrás, la cifra de desempleados jóvenes menores de 25 años en la región ha disminuido más rápidamente durante el último lustro respecto a la de los parados jóvenes con discapacidad: 56,6% frente al 18,4%.

El joven empleado con discapacidad en la Comunidad tiene rostro de mujer (59%), una edad media de 24 años y discapacidad física o psíquica (66%). En cuanto al nivel formativo, un 74% tiene estudios técnicos o universitarios y el 100% afirma confiar en que la formación superior juega un papel determinante a la hora de buscar empleo. El 74% vive con sus padres por motivos económicos (68%) y falta de autonomía (11%). Un 56% asegura haberse sentido discriminado por tener discapacidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here