310.000 euros permiten la ampliación del Museo del Retablo

Una inversión de 310.000 euros ha sido determinante para acometer la ampliación del Museo del Retablo de la capital burgalesa, situado en la antigua iglesia de San Esteban. Se trata, según ha reconocido su director durante la inauguración de las nuevas salas expositivas, de una «vieja aspiración».

De hecho, hay que remontarse hasta 1995, cuando se inauguró este museo, para hablar de la necesidad de su ampliación, ya que el espacio pronto quedó pequeño debido a la magnitud de las obras que se exhiben.

Este museo, único en España, surgió ante la necesidad de conservar y mantener el patrimonio de las iglesias parroquiales abandonadas o en proceso de ruina de la provincia.

La restauración de las piezas, en su mayoría de grandes volúmenes, pronto demostró la necesidad de disponer de más espacio y eso es lo que se ha hecho ahora con la apertura de 800 nuevos metros cuadrados de exposición, repartidos entre el claustro y tres salas anexas.

El nuevo espacio exhibe ya doce retablos restaurados, que se unen a los 18 ya existentes en la parte que hasta ahora estaba abierta al público. Así, una treintena de retablos, algunos de gran valor por sus características o autorías, se podrán visitar en este emblemático espacio, que también muestra al visitante una importante colección de orfebrería.

Solo en 2018, el Museo del Retablo recibió a 22.000 visitantes, mientras que en lo que va de año más de 5.000 personas ya han recorrido los espacios que, hasta ahora, estaban abiertos al público.

La ampliación ha sido posible gracias a una importante labor de albañilería, electricidad e instalación de sistemas de seguridad, que se ha acompasado con la mejora de la accesibilidad en el recinto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here